REHIDRATACIÓN DE LA PIEL TRAS EL VERANO

El verano nos ha abandonado y toca volver a la rutina. El sol, la playa, la piscina... dejan huella en nuestra piel y toca mimarla un poco. Tras el verano nuestra piel se encuentra más seca y deshidratada debido al sudor, el salitre y principalmente la exposición solar. Si no habéis hidratado la piel este verano aún estáis a tiempo. Hoy os traemos algunos consejos para recuperar la luminosidad de la piel y mantener ese bonito bronceado que tanto nos ha costado conseguir.

Para empezar con el ritual de rehidratación es importantísimo realizar una exfoliación que elimine todas las células muertas acumuladas y favorezca la posterior hidratación. Desde la farmacia os recomendamos el exfoliante de Nuxe de la línea Rêve de Miel. Se trata de un exfoliante 2 en 1, a la vez que exfolia nutre la piel, la afina y la deja más hermosa. Además, posee una fragancia floral que enamora. 

¿Nunca has utilizado un exfoliante y no sabes cómo aplicarlo? Nosotras te lo contamos. Para su aplicación es aconsejable humedecer la piel en la ducha, masajear con movimientos circulares y aclararlo con agua tibia o fría, así conseguiremos una piel más tonificada. ¡Así de sencillo!

A la hora de la ducha os aconsejamos utilizar aceites de lavado. Los aceites son muchísimo más cosméticos, menos agresivos para nuestra piel y además aportan un extra de hidratación. Podéis encontrar múltiples opciones en la farmacia como pueden ser el oleogel de Eucerin, el aceite de ducha de Sebamed o el aceite lavante de Exomega Control de A-derma.

Finalmente tendremos que elegir una crema de hidratación intensa. Nosotras os aconsejamos Letibalm repair o Atoderm (Bioderma). Son cremas que pueden utilizarlas cualquier miembro de la familia desde los pequeños de la casa hasta los más mayores. Otorgan una hidratación intensa absorbiéndose rápidamente. Si no sois de cremas, no os preocupéis, existen aceites secos corporales. Nosotras elegimos por excelencia el Huile Prodigieuse de Nuxe. Tenéis para elegir dos aromas (el clásico y el floral) y tres texturas (la clásica, la enriquecida y la Or con partículas nacaradas para una piel brillante). 



No hay excusas para no hidratar y lucir una piel radiante después del verano. ¿A qué estáis esperando?