COSMÉTICA FACIAL, PASO 3: PROTECCIÓN SOLAR

¡Y seguimos con el tercer paso básico de toda rutina cosmética facial!

Quizás os parezca raro, quizás la utilicéis solamente en verano, pero la PROTECCIÓN SOLAR es un imprescindible los 365 días del año. Aunque vivamos en el norte, aunque salgan días lluviosos… los rayos UV atraviesan las nubes y llegan a nuestra piel.

Nuestra recomendación es utilizar siempre una protección 50+, existen distintas texturas que van a ajustarse a los distintos tipos de piel, ¡así que la excusa de que es un pringue ya no vale! Además, si nos maquillamos, existen distintos productos que podemos utilizar para reaplicar la fotoprotección cada 2h, ¡otra excusa que ya no sirve!

Aquí van una serie de razones para terminar de convenceros del uso de fotoprotectores durante todo el año.


PREVENCIÓN DE LOS DISTINTOS TIPOS DE CÁNCER DE PIEL

La radiación solar puede provocar cambios en el ADN de las células de la piel, que muten y acaben resultando en distintos tipos de cáncer. La protección solar es imprescindible para una buena prevención. Los casos más habituales son los de la queratosis actínica, y existen fotoprotectores que además de bloquear las radiaciones solar van a prevenir y tratar estas lesiones.


EL ENVEJECIMIENTO

Puede que no seamos conscientes, pero el 80% del envejecimiento cutáneo lo provoca el sol. Y tan fácil prevenir este envejecimiento como aplicarnos a diario nuestro fotoprotector. 


TRATAMIENTOS DESPIGMENTANTES

Otra razón de peso para utilizar un protector solar todo el año es que uno de los tratamientos estrella durante los meses fríos y de poco sol es el tratamiento para las manchas. ¿Y de qué nos sirve aplicarnos con mimo estos tratamientos despigmentantes si no nos protegemos del agente que las causa?


PIELES GRASAS

Otro tipo de pieles que también aprovechan los meses de invierno para tratarse, son las pieles grasas. La venta de isotretinoínas (para el acné), se dispara en otoño/invierno, y es fundamental proteger esa piel sensibilizada del sol para que no queden marcas.


PIELES CON ROSÁCEA

Estas pieles están más sensibilizadas. Hay varios factores que desencadenan esos brotes, y el sol es uno de ellos, así que es imprescindible protegerse.


PACIENTES POLIMEDICADOS

Son los grandes olvidados. Muchísimas medicaciones que utilizamos en nuestro día a día pueden ser fotosensibilizantes. Os damos algunos ejemplos, los anticonceptivos hormonales, antihipertensivos como el enalapril, antiinflamatorios como el ibuprofeno, antihistamínicos como la cetirizina, antidepresivos como la fluoxetina, antiulcerosos como el omeprazol, hipolipemiantes como la simvastatina… ¡Y podríamos seguir!





¿Os hemos dado razones suficientes para protegeros del sol todo el año? ¿Ya lo estabais haciendo?